Jano Campos

Alejandro  Campos, “Jano” como le dicen sus amigos, nació en Concepción y vivió ahí con su familia hasta los dieciocho años, sin saber que le preparaba el futuro, Jano se preguntaba a que se dedicaría, -“no encontraba que iba a hacer en la vida y tenía mucho miedo”,  un día en una fiesta se encontró con un amigo que estudiaba para ser  guía de rafting y kayak, quien le comento de que se trataba y donde podía trabajar en un futuro, Jano sin nunca haber visto ni siquiera un kayak, se autoconvenció y viajo a la ciudad de Pucón donde conoció este lindo deporte, -“ ya, esto es lo mío, del momento uno, sabiendo que me iba a costar mucho, pero desde ese momento dije,  este mi deporte”- , se refiere con gran entusiasmo. Entró a estudiar en la antigua “Euro Chilena de Turismo”, donde se dictaban cursos respaldados por una Universidad, pero no era muy personalizado y le costó aprender, empezó a observar a sus amigos en el rio y vio muchos videos,  nunca tuvo un tutor que le enseñara alguna técnica, después de estudiar y trabajar por un tiempo en rafting y kayak,  supo que éste deporte no lo podía compartir,- “me salí del rafting pero me mantuve en el río”-.

“Yo cumplí mi objetivo personal”

Siempre se preguntó qué hacer para poder viajar por el mundo y poder ver qué pasaba fuera de nuestras fronteras.  Entrenó mucho y se hizo un buen deportista, se fue a dar la vuelta al mundo con su kayak al hombro. Conoció, observó y aprendió logrando su objetivo personal, “a veces el principal objetivo de algunas personas es ganar mucho dinero, eso les da su éxito, pero yo le di vuelta y lo veo de otra forma”, “yo cumplí mi objetivo personal”.

En uno de sus viajes a Francia, mientras entrenaba,  observó que apareció un bus del cual se  bajaron alrededor de veinte niños, “todos muy bien formados y con mucha disciplina”. Se le acercó un profesor para preguntarle de donde era, Alejandro le responde que no habla francés y  es de Chile, el profesor se alegra y le comenta que vivió ocho años en Chile y que tiene muchos amigos que resultan ser amigos de Jano . Vivió de cerca esta experiencia y se dio cuenta que eso tenía que compartirlo en Chile –“esto lo tengo que compartir con mi gente”, “quiero que la gente sienta lo mismo que sentí, cuando vi bajar a esos niños de ese bus”-. A su regreso a Chile, después de viajar 9 años alrededor del mundo, se establece en Pucón y en diciembre de 2017 fundó la primera escuela de kayak en Chile, llamada “Pucón Kayak School”, está abierta todo el año y con esto logra que los alumnos no solo aprendan técnicas,  si no, también crezcan como personas, entregando disciplina, compañerismo y respeto por la naturaleza.

 

  •  

  •  

  •  

  •  

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.